jueves, 30 de enero de 2014

El regalo

Hay un anhelo de noche en mi vientre.
Un hambre voraz y salvaje
de buscar el origen del fuego

... un deseo de ávidos labios,
de besos de manos de piernas,
de abrazos.

De recorrerte y recrearte,
de saber a que sabe
el licor derramado en tu cuerpo
... y diluirme inconsciente en todo tu oleaje
creando en tus manos mi aguado universo.

Probar cerezas o locuras
y en dulce agonía no perder tu mirada
hablar sin palabras con manos aladas
o atada a tu antojo..
atrevida... imprudente ...
perderme en la nada.

Porque hay un anhelo que entiendes

... y
reclama.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita. Alondra