sábado, 19 de septiembre de 2015

Azul de madrugada


Elegiré un color para nombrar la noche,
la Luna ya no es blanca sino como en mis sueños;
contigo.
A la deriva emociones me recorren navegando por mi cuerpo
semejantes a tu boca cubriéndome de besos.

Esta noche sabe a ti, al tacto suave de tus manos,
a tus labios susurrando en mis oídos arrullos de mar,
a tus ojos enamorados de mi boca rozandote los dedos
en ese gesto dulce... que solo tú conoces.

Me abandono al recuerdo de amarte, a la locura, a la urgencia y esa exquisita necesidad nuestra
de sentirnos el alma y la piel
encriptada entre paredes y cristales vaporosos.

Y te nombro azul como te gusta, y te llamo mío como un poema...

y me quedo en tu presencia de madrugada porque mi alma te llama sin vestirse de ausencia.

Inquieta...
abrazandote con mis palabras.

Del otro lado del asfalto quizás a esta hora también me sientes y me piensas como yo tantas veces
y tantos siempres que no se cuentan.

El reloj se detiene y tú acelerando mis latidos...
Como duermes, como sueñas sin ti mientras estás conmigo?

Azul de madrugada, soñandote despierta,
constantemente en mi. Tú.  

Alondra

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu visita. Alondra