sábado, 10 de septiembre de 2016

Descolgando las sombras...

Yo sé que existen muchas formas de morir.
Se muere de ausencia, de olvido
de soledad, de miedo.
Se muere de recuerdos.
De indiferencia.
De rutina y de tristeza.
De decepción y desamor.
De falta de sueños y falta de valor.
Se muere por no encontrar abrigo, por insomnio y despojo.
Se muere por dejarnos morir mientras miramos como los demás viven.
Se muere imperceptiblemente y/o a conciencia... y antes que el cuerpo muera es la manera más trágica de morir.

Y sé también... que hay muchas maneras de vivir...
Vivir entre nubes y vuelos de pájaros.
Entre paisajes suburbanos escuchando melodías de trenes.
Vivir de aroma a café con tostadas de desayuno.
De noches de romántico insomnio poblado de estrellas.
De ecos llenos vibrando melodías,
de fantasías y arcoíris
después de la lluvia.
Vivir de brisas y vino dulce entre juegos de cartas.
Vivir de poemas escritos con tinta indeleble en el alma.
Vivir con memoria.
Vivir de lunas asombradas, de mágicas mañanas,
de árboles florados.
...Y aunque la muerte nos envuelva en ese suave manto en que decidimos a veces arroparnos
existe el viento para despeinar nuestro cabello,
el mar...
las abejas, las flores
y los duraznos para endulzar  nuestra boca.
Las hojas crujiendo bajo nuestros pasos.
Las manos cubriendo nuestras manos descolgando las sombras.
Los besos besando nuestros párpados de sueños que nacerán mañana.

Alondra de Plata©

1 comentario:

Muchas gracias por tu visita. Alondra