lunes, 9 de enero de 2017

Desde los fragmentos de un corazón roto


Construir
desde los fragmentos de un corazón roto no es tarea fácil.
Coser el músculo que sigue funcionando incansable y lastimado
pero latiendo inevitablemente vivo.
Unir cada pedazo de esperanza quebrada.
Armar las partes que no encajan porque ya no quedaron igual
sino astilladas e irregulares.
Con pedacitos que faltan que por más que los busquemos no recuperamos
porque barridos por la escoba del tiempo
solo queda el recuerdo de lo que estuvo entero alguna vez.

Construir
desde los fragmentos de un corazón roto no es tarea fácil.
Es juntar y recoger sueños e iluciones que guardaba.
Reciclar las emociones tratando de hacerlas parecer mejores.
Sacarles brillo y simular que están nuevas,
inventarnos otra fuente de valor
dejar correr la sangre otra vez,
veloz como río...
sin que el contenido se escape por las grietas.

Esperar que el tiempo cure sin tocar. Sin acariciar cada cicatriz.

Porque lo que nadie vé ni verá nunca es que allí estarán para siempre
marcando los nuevos surcos que nos recorren.

Construir "después de"
no es tarea fácil.
Es crearnos nuevos y diferentes de lo que fuimos,
y ya nunca volveremos a ser.

Alondra de Plata©






2 comentarios:

Muchas gracias por tu visita. Alondra